Entregar herramientas para la vida desde el comienzo

Romy Lentes desenfocadaHace poco, conversando con mi hija adolescente (15 años 11 meses), me contó que, cuando estaba en 2° Básico (7 años), sus compañeros la molestaban por sus lentes… incluso físicamente, en el recreo, pasaban corriendo y le tiraban los lentes al suelo… Imaginen cómo me sentí… creo que fue un abanico desde incompetente hasta culpable… le pregunté ¿Y por qué no nos contaste? Su respuesta fue «Porque creía y quería poder resolverlo sola»…
Me he quedado reflexionando varios días, y hoy llegué a la conclusión de que es parte de la naturaleza de los niños querer resolver sus asuntos por sí mismos, y muchas veces somos los adultos los que llegamos y nos metemos, sin siquiera preguntarles…
Entonces, la primera acción a cambiar sería PREGUNTARLES ANTES DE INTERVENIR. ¡Qué respetuoso sería decirles ¿Quieres que te ayude a resolverlo?! (Acto seguido nos toca respetar su decisión y dejar espacio)
La segunda acción a cambiar sería OTORGAR HERRAMIENTAS PARA LA VIDA. Esto es lo más importante pues tarde o temprano ellos tendrán que resolver sus asuntos por sí mismos y necesitarán: Seguridad, saber tomar decisiones, confiar en sus capacidades, pedir ayuda, exigirse un poco más, etc. Estas herramientas se entregan desde el nacimiento, mediante la interacción con su entorno.
Y la reflexión final es que los hijos están viviendo su propia vida y en ella están tomando sus propias decisiones, que los llevarán a vivir sus propias experiencias… por muy buena comunicación que tengamos, nunca nos vamos a enterar de todo, pero siempre podemos hacerles saber que estamos ahí para cuando quieran contar con nosotros.

Deja un comentario