Nunca le digas a alguien «no deberías sentirte así»

Las emociones son el medio de comunicación de nuestra voz interna. Nos proveen información relevante sobre lo que necesitamos y nos invitan a tomar acción, a hacer algo para recuperar el equilibrio, nuestro bienestar o alcanzar un crecimiento.

Cuando le dices a alguien «no deberías sentirte así», le estás transmitiendo que algo en él o ella está mal. Cuando se lo dices a un niño o a una niña, su subconsciente interpreta que lo están rechazando, que no recibirá amor por sentirse de esa manera. Y por tanto pensará que está mal sentirse así. Por otra parte, ¿Quién dice que «no debería» sentirse así? ¿Es un acuerdo o regla universal? ¿o es la opinión arbitraria de unas cuantas personas?

Decirle a alguien que «no debería sentirse así» es lo mismo que decirle «deberías sentirte como yo quiero que te sientas» o «me molesta que te sientas así», entonces es una frase que, escuchada en la niñez, enseña a complacer a los demás incluso reprimiendo las emociones si es necesario.

Por los mismos motivos antes enunciados, tampoco deberías decirte esta frase a ti misma/o. Las emociones, propias y ajenas, no se juzgan, no se cuestionan ni se condenan. Por el contrario, se reconocen, se aceptan, se transitan, se acompañan, se escuchan y se resuelven.

Deja un comentario